domingo, 26 de agosto de 2012

UNSAn Martín avanza contra la contaminación del Reconquista

Fijate como las nuevas univarsidades gastan mis impuestos para mejorar la calidad de vida de los pobres, click acá
En una zona del Conurbano, donde la pobreza convive con la degradación ambiental, investigadores estudiaron microorganismos autóctonos y plantas acuáticas con capacidad de disolver contaminantes. Los resultados del monitoreo, del que participan vecinos del lugar, permiten realizar un modelo del funcionamiento ambiental del barrio que servirá para planificar acciones que mitiguen la contaminación.

Un equipo de investigadores desarrolla una estrategia para mitigar la contaminación en un territorio hiperdegradado y de extrema pobreza urbana: la villa La Cárcova, de José León Suárez. Allí se construye un conservatorio ambiental del que participan alumnos de las escuelas 8, 51 y 40, junto a los investigadores. 

José León Suárez se encuentra en el partido de San Martín, al noroeste de la provincia de Buenos Aires, en la cuenca del Reconquista, el segundo río más contaminado de la Argentina. Su cuenca aporta el 33 por ciento de la contaminación del Río de la Plata, donde desemboca y de cuyas aguas se abastece a 14 millones de personas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En la villa La Cárcova, el tendido de agua potable sigue la línea de una calle llamada Central: desde ahí, los vecinos pusieron en marcha un sistema de red de mangueras a través del cual consiguen agua potable. Para realizar esta investigación se tomaron 23 muestras de agua de canilla en diferentes casas, privilegiando las zonas más bajas y alejadas de la distribuidora central, por ser consideradas de mayor fragilidad ante la contaminación. Con frecuencia bimestral, se extrajeron muestras rutinarias mediante campañas, en las que participaron vecinos, profesores y alumnos de la UNSAM, y también muestras eventuales, tomadas por los vecinos ante sucesos que hicieran suponer algún problema en el agua. Las evidencias fueron remitidas a la ECyT y a la escuela Nº 8 para su análisis.

Los encargados del proyecto, consultados respecto de las medidas que suelen tomarse a nivel gubernamental para solucionar el flagelo de la contaminación hídrica, sostuvieron que el entubamiento de los arroyos no sería una alternativa conveniente, ya que la capacidad de autodepuración de las aguas se vería comprometida y la descarga de contaminantes en el río Reconquista aumentaría en forma notable. Es fundamental propiciar acciones de remediación basadas en la capacidad reconstituyente de la vida (biota) presente en el Zanjón 

Querés más? Preguntales a los investigadores:

Daniela Barrera
Maximiliano De Mingo – Escuela de Ciencia y Tecnología UNSAM
Daniela Barrera – Comunicación UNSAM
Universidad Nacional de San Martín
Escuela de Ciencia y Tecnología

1 comentario: